HUMANIDAD Y COSMOS es un programa que trata de traerle a usted eso que siempre se preguntó y nunca tuvo la oportunidad de escuchar… Hechos históricos ocultados, fenómenos insólitos, creencias, mitos y leyendas, arqueología proscripta, seres extraños, energías prohibidas, noticias curiosas, científicos censurados, el misterio de los objetos voladores no identificados, profecías y vaticinios, sociedades secretas, ecología, enigmas y soluciones para vivir física y espiritualmente sanos.


miércoles, 6 de julio de 2016

MUERE MÁS GENTE POR SELFIS QUE POR EL ATAQUE DE TIBURONES

Las selfis o autofotos se han convertido en una verdadera epidemia que ya lleva más de 20 muertes en el mundo en lo que va del año y suman más de 50 desde el 2014.

Rescatistas peruanos llevan el cadáver de
Kim Jongyeob, el turista surcoreano que
murió por una "selfie".
La estupidez humana no tiene límites y ya se ha convertido en una auténtica epidemia. En lo que va del 2016 ya suman más de 20 muertes en todo el mundo a causa del 'mal del selfi'. El pasado martes 28 de junio, el turista surcoreano Kim Jongyeob, de 28 años de edad, cayó desde una altura de más de 500 metros a un abismo en la catarata Gocta (es la quinta caída libre de agua más alta del mundo, en la Amazonía peruana) al resbalar mientras intentaba tomarse una selfi.

Oliver Park el alemán de 51 años que murió
en Machu Picchu mientras intentaba
tomarse una foto.
Según confirmó la Policía peruana el lunes 4 de julio, el cuerpo del hombre fue hallado en las profundidades de la laguna. "El turista fue hallado muerto, sumergido a siete metros de profundidad en una laguna donde cae el agua de la catarata Gocta", informó a la AFP un oficial de la Policía regional, quien detalló que el turista "quiso tomarse una foto con la catarata, pero buscando una buena ubicación cayó".

Autofoto del ruso Alexander Remnev de 19
años, en la punta de Torre Princesa de Dubai,
el edificio más alto del mundo. Sobrevivió
para contarlo.
Al día siguiente, Oliver Park, un turista alemán de 51 años, falleció tras caer en un precipicio de 100 metros de profundidad desde lo alto de Machu Picchu mientras intentaba tomarse una foto frente a la ciudadela, informó el periódico El Comercio. Park perdió el equilibrio y cayó al vacío.

Kirill Oreshkin, es un joven ruso que se
tomó con éxito una autofoto en lo más alto
de la Torre Mercury de Moscú.
Según la Dirección Regional Cultura de Cusco, el turista ingresó en una zona restringida para los visitantes cerca del barranco. El cuerpo fue hallado por los rescatistas horas más tarde.

Pero, ¿por qué la gente arriesga sus vidas por una autofoto? Según Zlatan Krizan, un profesor de psicología en la Universidad Estatal de Iowa (EE.UU.), este fenómeno puede estar relacionado con un concepto llamado la comparación social competitiva, que consiste en que la gente tiende a compararse con los demás y tratar de superar a los amigos demostrando que sus vidas son más interesantes, muchas veces inconscientemente. "Nadie quiere quedarse atrás", comenta, citado por el portal Live Science.

El chino residente en Nueva York, Ying Chu,
uno de los primeros en el mundo en morir
por una "selfie". Esta fue su última foto.
A su vez, los psicólogos de la Universidad Estatal de Ohio (Estados Unidos), demostraron en un estudio que publicar una gran cantidad de selfis en redes sociales como Facebook, Twitter e Instagram puede ser incluso una manifestación de rasgos psicopáticos y que las personas que lo hacen tienen más probabilidades de ser narcisistas e impulsivas, según The Daily Mail.

El sitio Russia Today publicó una
estadística sobre los fallecidos
por selfis entre 2014 y 2015.
La India encabeza la lista.
Los investigadores también revelaron que la adicción a los selfis puede ser un problema mayor de lo que se creía anteriormente, en parte por el tiempo y esfuerzo que requiere editar y mejorar los autorretratos antes de publicarlos en línea.

La locura de autorretratos fotográficos ha dado lugar a un elevado número de muertes al superarse más de 20 incidentes mortales en lo que va del 2016. Por una buena 'selfie' la gente termina atropellada por trenes y pisoteada por elefantes, estrella sus autos y aviones, cae de puentes y acantilados, se dispara accidentalmente o muere por paros cardíacos.

Emma Willis, un segundo antes de morir,
lleva un paloselfi, cuando cae, su cabeza
golpea con una piedra y fallece
instantáneamente.
En 2015 murió más gente haciéndose selfis que por ataques de tiburones, según los datos del portal Mashable, que estudió la información en los medios sobre las muertes relacionadas con las populares autofotos, hubo 12 muertes por selfies reportadas, pero se calcula que hubo otras que no se registraron y figuran como “accidentes” sin especificar el motivo. Alrededor de  5 personas mueren por ataque de tiburón al año. El año pasado, 2015, hubo 8 muertes en el mundo causadas por ataques de tiburones.

Señales del gobierno ruso para evitar
autofotos en lugares peligrosos
.
Una de las víctimas fatales fue Emma Willis que perdió la vida por una “selfie”, durante sus vacaciones en la Rivera Maya Mexicana ya que cuando cae, su cabeza golpea una piedra y fallece.

Según las cifras que publicó a principios de este año el portal analítico Priceonomics, el país que más accidentes mortales de este tipo registró entre los años 2014 y 2015 fue la India. Durante este periodo, China sufrió un solo caso mortal vinculado a las selfis, mientras que en la India hubo 19. El contraste es grande cuando la población de ambos países es muy similar.

Foto póstuma en un puente, de la rusa Xenia
Ignatyeva, que murió en 2014, segundos
después de tomarse la misma.
A la India le sigue Rusia, donde varios jóvenes han muerto mientras caminaban por puentes y azoteas y se grababan para demostrar sus habilidades físicas en las redes sociales. El Ministerio del Interior ruso ha llegado a difundir una breve guía cuyo objetivo es que no perdamos la vida mientras nos hacemos una foto.

En 2014, la jovencita rusa Xenia Ignatyeva de 17 años, por tratar de impresionar a sus amigos, decide arriesgar su vida tomándose su última selfie en un puente de San Petersburgo, sin embargo perdió el equilibrio y cayó, intentó sostenerse de un cable y se electrocutó.

Courtney Ann Sanford murió un minuto después
de sacarse una selfi y actualizar su perfil de
Facebook mientras cantaba Happy y
conducía su automóvil.
En Estados Unidos falleció en abril de 2014 Courtney Ann Sanford en un accidente automovilístico. La autopsia determinó que la mujer de 32 años no tenía rastro de alcohol ni de drogas en su cuerpo cuando su coche se empotró de frente contra un camión en Carolina del Norte. Un minuto antes del fatal accidente, Sanford había actualizado su perfil de Facebook con una selfie mientras estaba al volante. Escribió que estaba cantando la canción Happy.

El rapero "Jadiel" murió en junio de 2014
mientras se autofotografiada conduciendo
su motocicleta.
El rapero puertorriqueño Ramón González, alias “Jadiel”, de 27 años, tomó esta selfie en junio de 2014 minutos antes de morir, perdió la vida instantáneamente al estrellarse contra un vehículo. “Jadiel”, compartió en Instagram con sus seguidores su última fotografía, momentos antes de chocar su motocicleta contra un auto, en el accidente perdió la vida instantáneamente. Bastante lamentable su estúpida muerte.

Lugar donde cayeron Michal y Hania
Mackowiak, en los acantilados de
Cabo de la Roca, Sintra, Portugal.
En agosto de 2014 una pareja polaca que estaba de vacaciones en Portugal se acercó mucho al borde de un precipicio, cayendo al vacío 140 metros por tomar varias "selfies" en los acantilados de Cabo da Roca, en Sintra. Al parecer Michal Mackowiak y su mujer Hania perdieron el equilibrio. Murieron instantáneamente. Sus hijos de 5 y 6 años fueron testigos de la tragedia. 

Estudiante electrocutado en la India al subirse
al techo de un tren para tomarse una selfi,
en Shoranur, Kerala, recibió 25.000 voltios.
Estados Unidos ocupa el tercer lugar en muertes por “selfies” en la lista elaborada por Priceonomics. Los casos se deben principalmente a jóvenes que quisieron fotografiarse muy cerca de animales salvajes. Las autoridades del parque nacional de Yellowstone han informado de que el número de accidentes ha aumentado debido a la afición de los turistas a fotografiarse con manadas de bisontes.

La fotógrafa Megan Stuart cayó por un
barranco de 60 metros de altura al intentar
registrar una autofoto.
No es la cámara lo que mata: la gente muere por descuidos mientras busca la mejor postura, ángulo o composición. Formalmente la causa de cada muerte depende de las circunstancias. Según Priceonomics, prevalece la caída desde las alturas: las víctimas prefieren extender al máximo el brazo o el paloselfi que agarrarse a algún asidero. Hay también algunos fallecidos por ahogamiento, personas arrolladas por trenes y jóvenes que se dispararon en la cabeza sin ninguna intención de suicidarse.

Para todos vale este consejo: Seamos responsables. No lleguemos a convertir una buena foto en un triste recuerdo. Recuerden que un error, puede traer fatales consecuencias y convertirse en la última “selfie” de tu vida.

1 comentario:

  1. Las fotos de Kirill Oreshkin y Xenia creo que es en la misma parte. Se nota que los edificios que los rodea son los mismos.

    ResponderEliminar